4 de octubre de 2013

Mermelada casera de moras

Os proponemos el plan perfecto para todos los domingueros que disfrutáis de un paseo por el campo. Que mejor manera para aprovechar ese paseo que recogiendo moras con vuestros hijos; fruto silvestre de temporada que les encantará en mermelada, ideal para el desayuno que junto a un par de tostadas, les dará la energía suficiente para desayunarse la mañana.

Para realizar esta receta sólo necesitáis:

1-Moras silvestres especialmente recogidas por vosotros mismos en compañia de vuestros hijos. (Muy importante para que la receta salga perfecta).

2-Azúcar.

3-Agua.

4- Zumo de limón (opcional)

Preparación: Se lavan bien las moras y se ponen en una cazuela, junto con el azúcar, el agua y el zumo de limón. Se deja reposar unas horas.

Se pone la cazuela a hervir unos 35-40 minutos removiendo de vez en cuando y apartando la espuma.

Cuando coja textura mermelada se retira del fuego y si se desea una textura más fina se bate con la batidora o se pasa por el pasapurés.






































Se rellena un tarro previamente esterilizado con la mermelada y se deja durante 24 hora boca abajo para que el tarro haga el vacío y quede cerrado herméticamente.






































Descargais la etiqueta que hemos diseñado para vosotros en kokekokkó. La imprimís y la recortáis por
la linea exterior marcada en negro.





Decoráis vuestro bote de mermelada con nuestra etiqueta. También podéis poner una tela que os guste atada con un cordel sobre la tapa y...¡oilà! ¡Mermelada casera y super personalizada!




Publicar un comentario