12 de septiembre de 2014

Cestas de Papel

¡¡¡Que pronto se han acabado las vacaciones!!! Hay volver al cole y a nuestras actividades cotidianas. A Kokekokkó también le toca ponerse manos a la obra, con muchas cosas nuevas y divertidas.

Empezamos pues y lo hacemos con una actividad de aire veraniego, casi primaveral... es una cuestión de nostalgia!!

Se trata de unas Cestas de Papel hechas a partir de platos de cartón y de múltiples usos, que podríais utilizar quizás, para llevar a clase algún recuerdo de vuestras vacaciones o regalarle a mama algunas flores.




Para esta actividad necesitamos:

Para montar la caja:
  • Platos de cartón con su blonda 
  • Lápiz de grafito 
  • Clips 
  • Pegamento en barra 
  • Regla 
  • Cutter y tijeras
Para decorar la caja:
  • Acuarelas o lápices acuarelables 
  • Lazo de tela decorado y/o cuerda de colores 
  • Papel de seda 
  • Papel de scrap y/o stickers 
  • Pinceles 
  • Recipiente para agua



Paso. 1 Empezaremos dibujando sobre el plato las lineas guía para los cortes y dobleces necesarios para montar la caja. Dibujamos dos lineas horizontales y dos verticales de forma paralela, de punta a punta del plato y que formaran un cuadrado en el centro. En las cuatro porciones triangulares que se forman en la parte exterior, marcaremos las lineas de corte con rayas discontinuas. 

Paso. 2 Decoramos el plato por la cara contraria al troquel con el motivo escogido. Nosotros hemos pintado franjas de color, aprovechando las formas y ondulaciones del plato y combinado tonos azules, verdes, rojos y rosas.

Paso. 3 Aplicamos agua al color con el pincel, empezando desde la parte central al borde del plato. Para darle mas textura y riqueza al color, retocamos directamente con el lápiz mojado. Dejamos secar.



Paso. 4 Decoraremos la blonda de la misma forma que el plato, pero utilizando directamente el lápiz mojado y extendiendo el color con el pincel. Hay que hacerlo con delicadeza para no romper el papel, siempre es mejor colocar la blonda sobre un papel blanco. Dejamos secar.



Paso. 5 Una vez seco el plato empezaremos a montar la caja. Utilizando el cutter cerrado marcaremos los dobleces con la ayuda de una regla, de esta forma podremos doblar el plato sin romper el cartón.

Paso. 6 Cortamos las esquinas por la linea de puntos para crear las pestañas.

Paso. 7 Doblamos por las lineas cada sección y después cada una de las pestañas hacia dentro.

Paso. 8 Aplicamos cola blanca en las pestañas, cubriéndolas bien y montamos la caja. Como la cola tarda un poco en secar sujetaremos las cuatro pestañas con clips.



Paso. 9 Doblaremos la blonda para poder colocarla dentro de la caja. Para hacerlo con mas facilidad ponemos la caja sobre la blonda lo mas centrada posible por la cara que no este pintada y marcamos con lápiz un cuadrado.

Paso. 10 Doblamos la blonda hacia dentro usando el cuadrado como guía y doblando las esquinas también hacia adentro.

Para acabar de decorara la caja podemos utilizar muchas cosas y hacer infinitas combinaciones, nosotras hemos optado por dos estilos diferentes, una caja la hemos acabado con papel de scrap y stickers y la otra simplemente con un lazo.

Paso. 11 Cortamos una tira de papel mas o menos de la mitad de ancho que la altura de la caja, aquí hemos aprovechado las formas de la decoración de papel para recortarla de manera ondulada.

Paso. 12 Aplicamos pegamento en barra y cubrimos la parte inferior de la caja con el papel, acabamos de decorar con hilo de colores y un sticker.



En función de lo que queramos poner dentro de las cajas, por ejemplo si queremos poner bombones o unas galletas o unas conchas que hayamos encontrado este verano en la playa...? Pondremos dentro de la caja un poco de papel de seda blanco o de color para crear una base.

Ya tenemos nuestras cajas!!! Esperamos que disfrutéis mucho haciendo esta actividad.

Feliz vuelta al cole para todos!!!

























Publicar un comentario