30 de julio de 2013

Val d' Aran, un destino a prueba de niños!!

Este verano en Kokekokkó hemos explorado la gran ciudad, nos hemos acercado a la playa y como colofón a este pequeño bloque de sugerencias estivales, os invitamos a descubrir, una de las zonas de alta montaña más bellas de la península: la Val d'Aran.

Sin duda todos habréis oído hablar de esta pequeña comarca catalana, situada en la vertiente atlántica de los Pirineos, aunque sólo sea por la mediática estación de esquí de Baqueira Beret!!!

Pero este valle es mucho más que esquí y nieve, convirtiéndose en verano, en un destino familiar de primer orden, con una oferta turística de calidad que ofrece naturaleza, deporte, cultura, gastronomía y todo lo que puedas necesitar para unas vacaciones con tus hijos. 

La Val d' Aran es un destino para disfrutar con vehículo propio, la ruta más directa es por el túnel de Vielha desde la nacional 23. Pero si os gusta hacer ruta la entrada tradicional al valle es por el Port de la Bonaigua por la carretera C-28 desde Esterri d'Aneu.

La oferta de alojamiento en Aran es muy amplia, una de las mejores opciones sin duda es el camping o las casas rurales. Otra opción muy válida son los apartamentos, hay una gran cantidad de ellos gracias a las pistas de esquí y ofrecen precios algo más económicos durante el verano.

En Kokekokkó nos alojamos en un bonito apartamento en el pueblecito de Uhna, lo podréis encontrar en Apartamentos Baqueira Beret junto con otras muchas opciones. Nosotros escogimos este pequeño pueblo por su tranquilidad, la fantástica oferta gastronómica y por su proximidad a Salardú que dispone de todos los servicios, entre ellos piscina municipal.



Una vez instalados os recomendamos planificar un poco las actividades, hay muchos rincones por visitar y muchas cosas por hacer: senderismo, hípica, talleres de naturaleza, visitas culturales, parques de fauna ... o simplemente un poquito de turismo, pues para visitar alguno de los rincones más espectaculares de la Val d' Aran, no se necesita ser un experto montañero.

Normalmente el día de llegada se suele quedar un poco corto, pero podéis aprovechar para visitar algún pueblo antes de ir a cenar, os recomendamos Arties o Bagergue, pero cualquier pequeño pueblo del valle esconde rincones típicos de gran belleza.

Si el día se levanta lluvioso, no os desanimeis!! calzaos las botas de montaña, el equipo de lluvia y a caminar, una excursión recomendable en este caso seria la visita al nacimiento de Uelhs deth Joeu en el valle de Artiga de Lin. Hasta la Artiga de Lin sube una estrecha carretera, bien asfaltada, a la que se accede desde el pueblo de Es Bordes o desde Aubert ambos en la carretera que une Vielha con la frontera francesa. Dispone de aparcamiento señalizado en el que empieza el camino de acceso a las fuentes. Un enclave único para que los niños disfruten de la sensación de libertad que nos proporciona la naturaleza. 




Como muy posiblemente ellos no estarán cansados... podemos aprovechar la tarde para realizar un paseo a caballo, los centros hípicos ofrecen diversas opciones, desde paseos de iniciación de una hora a excursiones de varios días o cursos de equitación. La emoción se reflejará en sus caras!!!



Un enclave que no os podéis perder en vuestra visita a la Val d' Aran es el Santuario de Montgarri, un paraje de una belleza casi de postal, situado entre bosques y prados, cerca del tranquilo Nogera Pallaresa, un lugar dónde nos rodeará una calma absoluta. El edificio actual del santuario data del siglo XVI, aunque la fundación del edificio se remonta a los años 1117-1119 cuando según cuenta la tradición, se encontró una imagen de la Virgen Maria.

Aunque a vuestros hijos no les impresione la historia del lugar, seguramente quedarán maravillados por el río, de aguas someras y frescas, en el que podrán pasar un buen rato jugando a la construcción de puentes y caminos!! Además es un lugar ideal para hacer una comida campestre aunque en el refugio junto al santuario, disponen de restaurante.

Se llega a Montgarri a través de una pista sin asfaltar que arranca desde el párquing del Pla de Beret y que atraviesa praderas llenas de caballos y un bello bosque de abetos y pino negro. 



Otro lugar que no os debéis perder es el Saut deth Pish, impresionante salto de agua de más de 12 metros de longitud, al que se puede acceder en recorriendo una bonita pista asfaltada de 12 kilómetros paralela al río Varradòs, a la que se accede desde el Pont d’Arròs.

Pero sin duda la estrella de todas las visitas es el Parque Nacional de Aigües Tortes i Estany de Sant Maurici, es el único parque nacional con el que cuenta Cataluña. Este parque lo comparten varias comarcas y desde la Val d'Aran se accede al Circo Glaciar de Colomès es el más espectacular e importante del Parque Nacional.

Una cosa muy importante a tener en cuenta, es que el acceso al parque en vehículo propio está totalmente prohibido. Podemos llegar con nuestro coche al parking habilitado, al que se accede por la carretera de Banys de Tredós que empieza en el pueblo de Salardú. Allí dónde podremos coger (previo pago) los vehículos 4x4 que nos llevarán al pie del Estany de Colomès.

Desde aquí empieza un sendero, que requiere un poco más de forma física, pero que es perfectamente accesible para los niños y que nos llevará a la presa de Colomès, donde está situado el refugio del mismo nombre. Aquí se inicia un itinerario circular que permite ir ganando altura, hasta observar los cinco siguientes lagos o mas arriba, ver el bellísimo conjunto del circo glaciar, con los 30 lagos que se originaron tras el deshielo de las glaciaciones del Cuaternario.

Sino no os atrevéis con esta segunda ruta más montañera, siempre os podéis quedar en Colomès, darse un chapuzón en la orilla (con supervisión de un adulto) o tomar algo en el refugio.



Sin duda vuestra estancia en el Val d' Aran se os hará corta, muy corta, por lo que seguro que volveréis a este pequeño rincón de los Pirineos.








Este post se lo dedicamos a Jesús, que no dudo en unirse a este aventura junto con nuestra amiga Noa.


Publicar un comentario