26 de mayo de 2013

Decuento

Érase una vez una butaca muy especial, no sólo se conformaba con dar descanso a los más pequeños, quería que con ella se divirtieran, crearan y aprendieran. Así fue como consiguió ser también un caballito balancín sobre el que pudieran galopar y una mesa donde pudieran colorear...

Es así como el diseñador industrial Albert Soriguera nos presenta su propuesta Decuento, un mueble multifuncional pensado para niños y niñas cargados de creatividad, en el que soñarán que que son princesas de un castillo o valientes caballeros y en el que descansarán como los grandes reyes de nuestra casa.

(Éste proyecto tan interesante está buscando fabricante para comercializar el producto. Empresas interesadas pueden ponerse en contacto con: albert@bakoom-studio.com)








Publicar un comentario